¿Es difícil pilotar una avioneta?

0
3632
es dificil pilotar una avioneta

De niños siempre soñamos con volar, subir a las alturas y tocar las nubes como los pájaros. Ese sueño puede hacerse realidad si vencemos el miedo y pilotamos una aeronave que nos lleve a recorrer nuevos destinos, observar las mejores vistas y disfrutar al máximo una aventura inolvidable. 

Aunque todo parece sencillo, es válido preguntarse: ¿Es difícil pilotar una avioneta? 

Sin la preparación correcta, el sueño de volar puede convertirse en toda una pesadilla. 

De acuerdo con información suministrada por los expertos, pilotar una aeronave conlleva una preparación especial que le permita conocer los comandos, maniobras, rutas y demás detalles a la hora del vuelo. 

John O´Hara, un instructor de vuelo británico, indicó alguna vez: “No tienes que ser un superhombre. No necesitas una mente académica brillante. Lo que hace falta es sentido común, estar alerta, tener una buena coordinación y sentirse motivado».

Si quieres pilotar una avioneta es importante que desarrolles hábitos de aprendizaje, lectura, investigación de las últimas tecnologías en el área de vuelo, sentido común para la toma de decisiones, comunicación y adaptación a dispositivos tecnológicos. 

Escuela de vuelo

Aprender a ser piloto avioneta

Expertos concuerdan en que una vez en el aire es muy fácil pilotar una avioneta. Lo verdaderamente complejo es el despegue y el aterrizaje. 

En este sentido, en España existen infinidad de escuelas de vuelo que pueden brindarte los mejores conocimientos para aprender a dominar la avioneta, conocer la cabina, sus comandos y demás trucos para volar sin contratiempos. 

La mayoría de las instituciones que ofrecen cursos de vuelo para ultraligeros, avionetas o aviones comerciales, tienen un programa formativo que incluye la instrucción teórica (historia, conocimientos básicos de la nave, maniobras, etc.), prácticas de vuelo, simuladores, examen final, así como la obtención de una licencia de piloto.

La duración del curso dependerá de la escuela que escojas pero, por lo general, el curso puede durar entre 6 a 12 meses. También tendrás a tu disposición experiencias de “piloto por un día”, en la cual un instructor de vuelo profesional te ofrece una capacitación exprés con la oportunidad de tomar el control de la aeronave durante el vuelo. 

Otra herramienta de aprendizaje muy enriquecedoraes el simulador de vuelo, un sistema que replica de forma muy realista todo lo que ocurre dentro de la aeronave. Con el simulador podrás ver tu capacidad de respuesta ante eventualidades, desastres o fallas de vuelo. Empresas como Airpoint te ofrecen vivir la experiencia de pilotar una avioneta con un simulador de vuelo. ¡Prueba tu capacidad!

También puedes tener un primer contacto con el hecho de pilotar una avioneta gracias a las experiencias «volar en avioneta» que te ofrece Colectivia. Compra tu cupón para dar un agradable paseo en avioneta acompañado por un instructir que te dejará coger los mandos durante un breve espacio de tiempo. ¡La manera más segura y fácil de pilotar!

Diferencia entre una avioneta y un ultraligero 

que necesitas saber para pilotar una avioneta

El elemento diferenciador entre una avioneta y un ultraligero radica, principalmente, en el peso. Las aeronaves ultraligeras no superan los 450 kilogramos y la altura de vuelo es de 1000 pies. Mientras tanto, las avionetas pesan hasta 1500 kilogramos y siempre han de volar bajo control aéreo teniendo que realizar un plan de vuelo. 

La dirección, la velocidad y la altura son los parámetros básicos para volar cualquier aeronave y llevarla a su destino con un aterrizaje seguro. 

Volar, sin duda, es una experiencia única de libertad que te permitirá ver el mundo desde otra perspectiva. 

Pasos para pilotar una avioneta

Para pilotar una aeronave es imprescindible conocer tres aspectos fundamentales: El timón de profundidad, el timón de pedales y las radiocomunicaciones. 

El timón de profundidad es el control primario para los movimientos de elevación y de lado a lado de la avioneta. Cuando mueves el timón hacia atrás se produce una elevación inmediata de la nariz de la aeronave lo cual permitirá el despegue. En tanto, los alerones son los responsables de que puedas mover la aeronave hacia la derecha o a la izquierda, según sea necesario. 

Por otra parte, el timón de pedales es el responsable de proporcionar estabilidad durante el vuelo, permite hacer giros y alinearte con la pista de aterrizaje. 

Finalmente, las comunicaciones son vitales a la hora de controlar un aeroplano por cuanto la torre de control te indicará las rutas más adecuadas así como la coordinación y prevención de colisiones. 

Si tu sueño es vivir esa sensación de libertad en el aire, busca una escuela de piloto y obtén los conocimientos sólidos para un vuelo seguro.