¿Qué son los hammam o baños árabes?

0
10938
hammam o baños arabes

El hammam es una manera diferente de tomar baños de vapor, combinando el aseo del cuerpo con la relajación de los músculos y liberación de tensiones. Se caracterizan por ser en un lugar público, donde incluso se realizan reuniones sociales.

Esta tradición ha estado poco a poco integrándose en España y en todo el mundo. Las instalaciones consisten en piscinas de agua helada, tibia y caliente, un salón de vapor (también conocido como baño turco) y una sala para masajes con aceites aromáticos.

Suele ser un ambiente muy tranquilo y callado, debido a que la principal función del hammm es la relajación, además de drenar preocupaciones y despejar la mente.

Historia de los hammams

la historia de los baños árabes

Los hammam reciben su nombre debido a que así se llaman las instalaciones donde se realizaban en la antigüedad estos baños. Anteriormente estos lugares eran considerados puntos de encuentro entre los ciudadanos de muchas poblaciones árabes. Un espacio social para reunirse, para limpiar su cuerpo y también elemento arquitectónico llamativo de la ciudad.

Este tipo de baño es una combinación de los rituales de limpieza otomana y los hábitos romanos de baño, siguiendo las normas del Islam. Su nombre significa “el esparcidor de calor”.

Antes en los hammam eran permitidos solamente los hombres, luego fueron permitiendo la entrada de mujeres que estuviesen enfermas o que recientemente habían dado a luz, siempre y cuando no hubiese hombres presentes en ese momento.

Con al paso de los años hasta la actualidad, estos espacios están disponibles para cualquiera que esté dispuesto a disfrutar de la experiencia de limpiar no solo su cuerpo, sino también su espíritu.

El ritual

ritual limpieza profunda relajante hammam

Los hammams tienen tres salas que están conectadas entre sí: el camekan, el hararet y el soğukluk. El camekan cumple la función de recibidor en la entrada. Aquí la persona se despoja de sus ropas y le brindan un paño delgado especial para que cubra su cuerpo y zapatillas de madera.

Luego es escoltada por el masajista (tellak) hasta el hararet, un espacio caliente con ventanas que ofrecen un ambiente relajado gracias a su poca luz. El masajista te informa que debes recostarte en una plataforma caliente de mármol que te hará sudar. De esta forma abrirás tus poros.

toda la informacion sobre el hammam o baños átrabes

A continuación, el masajista realiza un masaje relajante con diferentes materiales que no solo te hacen sentir relajada, sino también te limpia profundamente el cuerpo.

Una vez finalizado el masaje, es momento de quitarse la toalla y entrar al soğukluk, una sala fría donde te relajarás. Hay camas en las que puedes recostarte o tener una bebida para rehidratar tu cuerpo.

Beneficios

baños árabes beneficios

El hammam o baño turco tiene muchísimos beneficios para tu cuerpo y para tu mente. Entre ellos:

  • Aumenta el ritmo cardíaco y la respiración.
  • Estimula el sistema nervioso.
  • Limpia profundamente los poros, eliminando los puntos negros y combatiendo el acné.
  • Disminuye los niveles de estrés.
  • Ayuda como terapia para la ansiedad y depresión.
  • Suaviza tu piel, volviéndola más tersa.
  • Tiene cualidades expectorantes. Es de gran ayuda para disminuir los síntomas de bronquitis, sinusitis y otras molestias respiratorias leves como la tos o el resfriado común.
  • Te ayuda a liberar tensiones acumuladas.
  • Despeja la mente de preocupaciones.

El nivel de relajación que brinda el hammam lo hace una terapia ideal para las mujeres que sufren de dolores menstruales, liberación de estrés acumulado, así como también ayuda a combatir el insomnio.

Aprovecha alguna de nuestras ofertas para hammam en diferentes partes de la provincia. ¡Te sentirás mejor!